Esta frase atribuida al fantástico escritor alemán Johann Wolfgang Goethe, aunque no se sepa a ciencia cierta que tal genio escribiese o mencionase dichas palabras, nos muestra a las claras la importancia de nuestra ciudad.

Santiago de Compostela es destino cada año de decenas de miles de peregrinos que recorren los diferentes caminos que terminan confluyendo en la archiconocida Plaza del Obradoiro. Aquí, justo en el centro, se encuentra la concha en relieve sobre una de las piedras que conforman el suelo de la plaza indicándonos el final del Camino de Santiago.

A través de ciudades y pueblos discurren los caminos de Santiago, desde Burgos a Zamora, desde Ourense hasta Vigo, o desde O Cebreiro hasta Padrón. Cada lugar con su encanto propio y muchas historias que si las piedras hablasen darían para escribir largar novelas.

En Santiago no solo recibimos a peregrinos. También grandes cantidades de turistas se dejan caer para disfrutar de la ciudad, tanto a nivel cultural, como gastronómico.

El Camino es sin duda el eje central de la vida en la ciudad, pero no es lo único. Cada año el número de congresos que aquí se celebran va en aumento. Las buenas conexiones tanto en autobús como en tren, y sobre todo en avión, hacen de Santiago un fantástico punto de encuentro para los organizadores de eventos.

Mención a parte merece el festival “O Son do Camiño”, celebrado en verano y que reúne una mezcla de artistas noveles con estrellas internacionales de la música, como el pasado 2019 donde los asistentes pudieron disfrutar de los mundialmente conocidos Black Eye Peas, o de la gran estrella del momento, Rosalía.

Pero Santiago es mucho más. En cada esquina podemos encontrar un buen restaurante donde disfrutar del marisco, carne, queso, o la famosa Tarta de Santiago. Déjate llevar y perderte en el Mercado de Abastos y disfruta de los vinos y licores de la región. Verduras y hortalizas son otro de los puntos fuertes, sobre todo los pimientos de Padrón, con los que necesitarás tener un kleenex a mano, ya que como se dice en estas tierras “unos pican e outros non”.

Y por último, pero no menos importante, Santiago ofrece una amplia oferta museística: desde el Museo Catedralicio hasta el Museo do Pobo Galego, pasando por el Museo e Iglesia de San Martin Pinario, el Museo de las Peregrinaciones, o el Colegio de Fonseca.

Por si todo esto fuese poco, qué mejor que una amena, divertida e interesante visita guiada por la ciudad con nuestros guías oficiales. Nuestra amplia oferta te permitirá disfrutar de nuestra variedad, pero sobre todo de nuestra calidad.

Escrito por el equipo de Galicia Free Tours :
https://www.galiciafreetours.com/

lista de comparte