En la ciudad de las Siete Colinas los muros nos cuentan historias, nos conmueven, incluso nos provocan. No cabe duda de que Lisboa se ha consolidado en estos últimos años como verdadera capital de arte urbano. Tanto es así, que algunas publicaciones especializadas la consideran la sexta ciudad del mundo con más y mejor arte urbano. Extraordinarios artistas portugueses y muralistas de todos los continentes han transformado la capital lisboeta en una de las más importantes galerías callejeras de esta forma de expresión artística.
Podemos disfrutar del color, el diseño, los mensajes o las texturas en cualquier fachada, en cualquier rincón, en el interior de pasos subterráneos, en aparcamientos públicos o en cualquier viejo y apartado muro de barrios históricos, zonas marginales, barrios sociales y modernas calles comerciales de Lisboa. La capital portuguesa posee una de las escenas más vibrantes de Street Art del mundo, con artistas locales e internacionales de primer orden atraídos por una ciudad puesta al servicio de la creatividad urbana en cualquiera de sus expresiones.

Todo esto es gracias a la Galería de Arte Urbana (GAU), una iniciativa del ayuntamiento de Lisboa. Se trata de un equipo de trabajo dependiente del departamento de Patrimonio Cultural que se creó para erradicar el vandalismo grafitero en el Bairro Alto y la degradación de los edificios históricos de este popular barrio del siglo XVI. Paredes pintarrajeadas sin piedad, sin orden, sin calidad y sin control alguno dieron paso a bellas creaciones artísticas. La GAU gestiona el arte callejero, busca paredes por todos los rincones lisboetas, contacta con sus dueños y les propone pintarlas como elemento de revalorización de su propiedad y del patrimonio artístico de Lisboa. Pero la promoción de las obras tiene sus límites: el respeto a la piedra y los azulejos, la permanencia de las obras un mínimo de tres meses y la prohibición de cualquier tipo de publicidad. Además, los artistas cobran por su trabajo.
Recorrer las calles y barrios de Lisboa se ha convertido en una experiencia visual donde se combina el ingenio y la creatividad de artistas emblemáticos con otras formas tradicionales del arte y la cultura, tanto en los barrios más antiguos como en los más actuales de la ciudad.

Dos ejemplos:


LA CRÍTICA ECOLÓGICA DE BLU
Representada por un colosal “rey del petróleo” que chupa un planeta Tierra. Esta obra fue reconocida entre las mejores obras de arte urbano del mundo en el ránking del año 2010 realizado por el periódico británico The Guardian.

CALÇADA DA GLÓRIA Y LARGO DE OLIVEIRINHA (BARRIO ALTO)
A lo largo de la Calçada da Glória (y el largo da Oliveirinha), una pintoresca calle donde funciona el ascensor elevador da Glória, uno de los funiculares más famosos de Lisboa, podemos ver las obras de diversos artistas realizadas en sucesivas ediciones de Arte Urbano. Un espacio público del Barrio Alto, con grandes paneles puestos a disposición de los artistas por el ayuntamiento de Lisboa.

Si estáis por la capital portuguesa, os gusta el arte y queréis ver en directo más obras que forman parte del Street Art de la ciudad acompañados de explicaciones de uno de nuestros maravillosos guías y finalizar la visita con una cena con Fado en directo, reserva nuestro tour de Mouraria (de miércoles a domingo a las 19:00pm en la Praça do Rossio)
La mejor manera de empapARTE de cultura .

Escrito por el equipo de Blue Emotion Tours:

https://www.blueemotiontours.com/es/#

lista de comparte